30/8/13

Infiel...


Para ser infiel...
basta un minuto a solas.
Oler una fragancia ajena 
impregnarse de ella;
necesitar un beso 
encontrarlo en labios ajenos,
emanar deseos contenidos.
Dejarse atrapar por los sentidos
fluir en éxtasis, saciar las ansias
y culminar en un adiós embravecido. 
Dos extraños que se enamoran 
atrapados en suspiros, 
destinados al atroz exilio.

~Arely Huber
 2013 ©

Ilustración Robert Duval