17/12/12

Palabras para un amigo...


Vivo con un sentimiento
atrapado en el alma, alimentado
por la rabia y la impotencia.
Las penas no se hacen menos,
siguen ahí sin poder 
matarlas, sin poder calmarlas...
Mi mundo estaba anclado a números y
algoritmos veía en ellos mis sueños
mi futuro, algo de lo cual vivir para
poder cumplir y dar a los míos...
-No fue así.
los números tuvieron que pasar,
como agua los dejé ir...
se fueron de mi, la gran carrera
sin culminar quedó ahí, por temor.
-Por cumplir.
Terceras personas llegaron, 
y con sus hechos, sus palabras,
derrumbaron esos sueños que construí.
Tuve que aceptar, por mi amor ,
por la porción de sangre que 
llevaba esa cruel realidad...
-Renunciar.
Tuve que partir, empezar de nuevo,
y dejar mis sueños allá en esa ciudad
donde tantas veces creí ser el genio
de la improbabilidad, pero solo me 
convertí en el dueño de mi triste
verdad, 
Esa, en la que cuando volteo
hacia atrás, duele, así es;
 por increíble que sea y así será..
Después de tanto tiempo
¡Duele de verdad!
¡Dejar un sueño en la brevedad 
de poder hacerlo realidad!

~Arely Huber
 2012 ©