1/7/13

Coloso de mis miedos...


Algún día cuando crea que 
todo esté acabado,
me pararé frente al coloso
de mis  miedos:
-El Mar.
Lo desafiaré. 
Sentiré el suave calor
que me ofrece la tibia arena,
y poco  a poco le 
iré mostrando  mi ser,
entonces dejaré que 
sus aguas mojen mis entrañas,
que me penetre,
caminaré hacia él
dejándome envolver;
y cuando al fin me haga
suya y yo me haya desecho
de la vida de placer y 
melancolías, comenzará mi
espíritu a danzar con su olas, 
y ahí nos fundiremos los dos.
-Dejaré de ser fuego para ser 
un solo adiós...

~Arely Huber
2013  ©