1/8/17

Recovecos



Los recovecos de mi memoria lucen hoy sombríos por tu recuerdo.
Telarañas de ansiedad van cubriendo el dolor inmarcesible que causaste. 
Permanezco en reconstrucción. 
Píldoras de letargo mitigan el daño de tus impulsos. Busco en mis entrañas minúsculos restos sobrevivientes de ilusión, pero no, nada queda...
¡Tiempo, déjaselo al tiempo! 
Y es que, ¿Cuándo entenderemos que la mente no se sana igual que al corazón? 
Aun me dueles.

Arely Huber
2017 D.R.