10/10/16

Confesiones





Le confesé que le amaba.
Y no era lo que esperaba escuchar;  su sonrisa desapareció, y 
detrás de ella le siguió sus mimos y su palabrería sin contenido.
La apatía se instaló entre nosotros.
Nunca más volví a verle como antes.


~Arely Huber
D.R.2016