27/11/13

vitrales...


Me desperté con un halo de luz,
 colores brotaban de mi ventana,
creí regresar al refugio trasnochado,
azoró tu recuerdo presentirte,
pero era tan solo el reflejo de
 luces de mis vitrales empapados.
El día sigue plateado, lucía gris, 
ya comienza a brillar...
No quiero horas llenas de recuerdos:
¡Te quiero a ti saciando mis deseos,
llenando de colores mis cándidos anhelos!

~Arely Huber
2013 ©